Hola, soy Marc Visita mi perfil

Presentación

Nacido en Lille, Francia, empecé a viajar por mi cuenta a los 18 años: a los Estados Unidos y a todas partes, de mochilero y con muy poco dinero, conociendo gente y lugares. Conocí a unos misioneros en Nueva Orleans que me bautizaron en el lago Pontchartrain. Fui tres veces a EE.UU. y aprendí algo de inglés. En 1985 viajé a Sudamérica por primera vez con la intención de dar la vuelta al mundo en un lapso de tres o cuatro años por mi cuenta, pero no era eso lo que Dios me tenía deparado: Conocí a LFI en noviembre del 85 en Santos, estado de São Paulo, Brasil, y decidí dedicar mi vida a la misión de LFI en mayo del 87. Desde entonces he sido miembro. En el 88 conocí a la mujer que más adelante sería mi esposa, en una comunidad de LFI, pero por cuestiones de visa me vi forzado a abandonar el país con muy corto aviso, con lo cual no nos volvimos a ver sino hasta once años después, en febrero del 98, cuando por fin nos casamos, y de un día para otro me convertí en padre de tres adorables niñas. Año y medio después, tuvimos a nuestra cuarta mujercita. Suzi y yo vivimos actualmente en Belém, estado de Pará, en Brasil, desde 2001 con nuestras dos hijas menores, que tienen 11 y 15 años.

Por qué estoy afiliado a La Familia Internacional

Tras conocer a LFI, decidí consagrar mi vida a esta causa porque creí que encajaría mucho mejor en LFI que en cualquiera de las otras instituciones cristianas que había conocido, sobre todo si se tiene en cuenta que quería vivir para algo que valiera la pena. Me encantaba (y hasta la fecha me encanta) el entusiasmo con el que predicaban el Evangelio los misioneros de LFI, y la forma en que ayudaban a los necesitados. Aún creo firmemente que fue la mejor decisión que tomé en la vida… ¡por eso sigo aquí después de 26 años!

Cómo vivo mi fe

Desde que me hice miembro de LFI, siempre he vivido «por fe», poniendo mi vida al servicio de Dios y recibiendo ayuda económica a través de donaciones, ofrendas y diezmos. No llevo una vida de lujos pero Dios sin falta se ha ocupado de cuidarnos muy bien, tanto a mí como a mi familia. Jamás, en esos 25 años, me faltó para pagar la renta ni las cuentas a tiempo. Dios siempre cuida de Sus obreros. Yo entrego mi tiempo, mi sudor (¡bastante sudor, ya que vivimos en una zona muy cálida y húmeda!), mis lágrimas e incluso parte de mi dinero para ayudar a los demás, contando con que Dios se ocupará de mí y de los míos. Y Él siempre ha cumplido con Su parte del trato.

Reseña biográfica

Noviembre de 1985
Conocí a los integrantes de LFI por primera vez.
26 de mayo de 1987
Me hice miembro a tiempo complete de LFI en Poá, Estado de São Paulo, Brasil, junto con una pareja chileno-noruega y sus cuatro hijos.
Agosto de 1988
Me mudé a Argentina. Viví en Posadas, provincia de Misiones, y Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, haciendo muchos viajes misioneros a varias regiones del interior del país.
Diciembre de 1991
Regresé a Europa.
Noviembre de 1992
Inauguré un centro misionero con tres familias belgas y danesas.
1993-1998
Trabajé y viví con una familia de siete niños en Dinant y Tirlemont, Bélgica.
Marzo de 1998
Pasé cuatro meses en un hogar misionero de Cádiz, España.
Julio de 1998
Visité hogares misioneros de Verona y Brecchia, Italia, y en Rjeka y Zagreb, Croacia.
Septiembre de 1998
Regresé a Brasil. Inicié un centro misionero en el estado de Bahía.
Febrero de 1999
Conocí a quien más adelante sería mi esposa, Suzi, y me quedé en Campinhas, São Paulo.
Junio de 1999
Nuestra boda.
Agosto de 1999
Nuestra nueva familia se mudó a Goiania, estado de Goiás, donde vivimos junto con otra familia por cuatro meses.
Diciembre de 1999
Inauguramos un nuevo hogar en Manaus, estado de Amazonas, junto con otra familia brasileña, y realizamos muchos viajes por todo el estado, viajando en bote por muchos ríos.
Enero de 2001
Inauguramos otra obra misionera en Porto Velho, estado de Rondonia.
Julio de 2001
Nos trasladamos a Belém, lugar donde nació la más pequeña de nuestras hijas y donde vivimos hasta la fecha.

Experiencia misionera

Educación y cuidado infantil
Ayudé con el cuidado de bebés y niños en distintas ocasiones y diferentes países, lo cual me preparó para lo que me esperaba: ser padre.
Evangelización
Llevo casi dos décadas viajando por diversas regiones, estados y países, principalmente en Brasil y Argentina, distribuyendo productos de evangelización, lo cual constituye una manera de predicar el Evangelio y es también una fuente de ingresos. Durante varios años monté en escuelas y otras instituciones obras de teatro de títeres que transmitían un mensaje de optimismo y valores cristianos. Actualmente utilizo Facebook para enviar mensajes edificantes a mis amigos y las personas que visitan el sitio, y siempre procuro tener un impacto positivo y fortalecer la fe de los lectores.
Labores humanitarias y de voluntariado
Desde mayo de 2009 he colaborado en un ministerio en las prisiones. Soy el coordinador oficial de misiones en la cárcel para mujeres que visitamos con regularidad. También he iniciado un proyecto nuevo en una unidad de maternidad de una cárcel que se ha abierto recientemente, en que las madres encarceladas cuidan de sus recién nacidos durante un año o menos, antes de ser separadas de ellos. Tenemos en mente varios proyectos más para el futuro.

Hasta pronto

  • jeanyves.deroubaix@yahoo.com
  • Freedom Within
  • jeanyves501

Afiliados

Conoce a otros…