Hola, somos Debby y Richard Visita nuestro perfil

Presentación

Debby: Siempre he sentido mucha compasión por las personas necesitadas. Esto se fue intensificando a lo largo de mis años de secundaria, lo cual me llevó a estudiar enfermería y más tarde a involucrarme a tiempo completo en labores caritativas.

Soy profesora (de preescolar a secundaria) y de ESL, English as a Second Language (Inglés como segundo idioma). Soy coach de vida, emprendedora y mujer de negocios, y manejo dos empresas desde mi casa. También realizo labores de voluntariado en centros para refugiados para mujeres y niños.

Richard: Toda la vida he tenido el deseo de ayudar a los demás de alguna manera, aunque se me presentaron muchos obstáculos en el camino. Buscaba un plan, pero no me enfoqué en ningún objetivo ni propósito en concreto hasta conocer a Jesús por medio del Nuevo Testamento y aceptarlo como mi Salvador. Fue entonces que decidí trabajar como misionero.

Por qué estamos afiliados a La Familia Internacional

Debby: A pesar del enorme deseo que sentía de ayudar a los demás, se me hacía difícil transmitir el amor que sentía por el mundo en lugares de trabajo restringidos y atestados de normas y protocolos estrictos. Cuando conocí a LFI, hallé una flexibilidad que me permitía ayudar a los demás; ahora podía entregarme a los demás en una manera que iba con mi forma de ser, agregando a Jesús a mi oferta como el dador de soluciones, tal como resultó serlo para mí. Se me abrió todo un mundo nuevo y no he encontrado otra organización que la supere, de modo que sigo siendo miembro después de treinta años.

Richard: Me afilié porque, por medio de la organización, encontré una manera de seguir a Jesús que está directamente conectada con mi propósito en la vida, que es ayudar al prójimo. Soy miembro hace más de cuarenta años.

Cómo vivimos nuestra fe

Debby: Mi esposo Richard y mis hijas (junto con cualquiera que desee acompañarnos) repartimos «abrazos gratis» y distribuimos publicaciones cristianas en la ciudad varias veces al año, por lo general en ocasiones especiales como lo son la Navidad, la Pascua y el Día del Amor y la Amistad. Luego documentamos nuestras actividades en un sitio web, con lo cual recibimos visitas virtuales. Muchas personas entran a nuestro sitio web para descargar el material que ponemos a disposición; algunos rezan la oración de salvación, dejan comentarios o nos escriben.

Llevamos seis años canalizando remesas de prótesis para pacientes con cáncer, una vez al año. Educar a mi hija de dieciséis años en el hogar e involucrarla en nuestras labores misioneras también me resulta sumamente gratificante. Adicionalmente, trabajo parte del tiempo con una compañía de ciencias de la salud. De modo que no solo predico el Evangelio, sino que también hago mi parte por curar a los enfermos y alimentar a los pobres… ¡me encanta!

Richard: Yo doy a conocer mi fe a mis compañeros de trabajo y a las personas con que me topo en mi trabajo, que consiste en buscar patrocinadores para las obras de caridad que realizamos mi esposa Debby y yo. También me ocupo de la contabilidad.

Reseña biográfica

Septiembre de 1951
Nací en San Diego, California.
Junio de 1971
Mi primer año como miembro de LFI.
Agosto de 1973
Viajé a Nueva Zelanda, y posteriormente a Australia.
Junio de 1975
Me trasladé de Australia a las Filipinas.
Febrero de 1979
Me mudé a Hong Kong
Mayo de 1980
Regresé a las Filipinas
Julio de 1982
Conocí a Debby
Febrero de 1985
Me casé con Debby; comenzó nuestra vida en pareja.
Agosto de 1960
Nací en Perth, Australia Occidental.
Febrero de 1978
Ingresé a la facultad de pedagogía.
Marzo de 1979
Trabajé seis meses de enfermera.
Enero de 1980
Me integré a La Familia Internacional.
Septiembre de 1981
Me mudé a Filipinas, donde utilicé mis conocimientos como maestra y mi experiencia como enfermera, y participé en una serie de programas de evangelización.
Julio de 1982
Conocí a Richard, mi futuro esposo.
Febrero de 1985
Me casé con Richard en Villa Escudero.
Mayo de 1986
Nos mudamos a Japón. Debby, para apoyar a los misioneros en el cuidado de sus hijos y Richard para ayudar a administrar el negocio de uno de nuestros centros.
Septiembre de 1989
Nos mudamos a Sídney, Australia.
Abril de 1990
Nace nuestra primera hija, Sharon.
Abril de 1996
Debby da a luz a nuestra segunda hija, otra niña.
Noviembre de 1997
Pasamos un año en Indonesia, ocupados en labores misioneras.
Mayo de 1998
Regresamos a Perth. Poco después, nos enteramos de que Debby tenía cáncer, por lo cual tuvo que operarse y someterse a un tratamiento holístico.
Noviembre de 1999
Descubrimos que Richard tiene un cáncer avanzado; cirugía, cambios de dieta y de estilo de vida.
Agosto del 2000
Debby nuevamente se somete a una cirugía mayor para extirparle el cáncer. ¡Quienes nos conocen nos consideran un milagro andante!
Marzo de 2001
Regresamos a las Filipinas para apoyar en las iniciativas misioneras locales como profesores y testificadores.
Octubre de 2002
Regresamos a Australia, ya que Debby vuelve a requerir cirugía, aunque esta vez, gracias a Dios, no debido al cáncer.
Agosto de 2003
Retornamos a Indonesia para seguir ayudando en la educación y en labores de evangelización para jóvenes.
Marzo de 2004
Regresamos a Perth, Australia, donde hemos vivido desde entonces, y donde abrimos una sede de LFI (en la zona occidental de Autralia). Nos dedicamos a brindar asistencia en centros para mujeres y niños refugiados; distribuimos productos de Aurora Productions en bibliotecas públicas y escuelas cristianas; trabajamos canalizando prótesis para pacientes con cáncer en países en vías de desarrollo, especialmente en la India.
2008-2012
Nuestro ministerio de donación de prótesis para pacientes con cáncer se extiende a las islas Seychelles.

Experiencia misionera

Educación y cuidado infantil
Al parecer yo, Debby, me he dedicado siempre a la docencia, y en la actualidad ésta sigue siendo parte importante de mi vida. Richard ha sido profesor de producción, ciencias cristianas e historia, y también de química y matemáticas.
Testificación individual
Debby: Dar a conocer mi fe es parte de quien soy. No me es posible callar lo que siento respecto a mi maravilloso Salvador. Todos lo necesitan. Le testifico a ateos, agnósticos, creyentes… a cualquiera que el Señor me ponga en el camino. En particular he testificado a doctores, enfermeras, cirujanos, anestesiólogos y médicos especialistas durante mis años de lucha contra el cáncer. Muchas de mis oportunidades de testificación las obtuve «únicamente con cita».
Labores humanitarias y de voluntariado:
Nuestro ministerio anual de donación de prótesis para pacientes con cáncer está muy activo; nos toma varios meses al año organizarlo todo.

Hasta pronto

  • debbyblettner
  • richdebby@yahoo.com.au

Afiliados

Conoce a otros…