Hola, soy Victoria Visita mi perfil

Presentación

Soy joven, tengo 54 años y vivo en Brasil y Argentina. De vez en cuando también viajo a Paraguay. Me encanta conocer gente y culturas nuevas.

Crecí con un gran sueño —dejar huella en este mundo— pero sin saber cómo lograrlo, mucho menos dónde comenzar. Mi curiosidad era increíble, fui una alumna entusiasta, con afición por la buena comida, la moda, la literatura y las películas. Quise probar cosas nuevas, lo que a la larga condujo a que descubriera que Dios era el pilar y el centro de mi vida. Sin embargo, ¿cómo dar a conocer eso al resto del mundo? LFI me dio esa posibilidad.

Por qué estoy afiliada a La Familia Internacional

Me integré a LFI porque me dio la perspectiva espiritual que buscaba. LFI hace posible que trabaje arduamente para servir a la sociedad y que luche por mejorar la calidad de vida de muchas personas. Sobre todo, me ayuda a entender la manera en que Dios obra actualmente en nuestra vida y nos enseña a seguir a Dios en todos los aspectos. Ahora enseño a los demás a incorporar la oración a su vida cotidiana, a emplear la meditación y la reflexión en vez de que se dejen llevar por el estrés o la depresión.

Cómo vivo mi fe

Me encanta distribuir las revistas Conéctate, que se basan en la fe, a dondequiera que voy. Empecé a escribir y preparo mi primer libro de reflexiones y de experiencias cotidianas. Mi esposo y yo tenemos un ministerio en el que oramos para que las personas se curen. Transmitimos nuestros conocimientos de cómo llevar una vida sana y consumir alimentos sanos.

Experiencia misionera

Educación y cuidado infantil
Mis hijos tuvieron escolarización en casa; las clases las di yo, con ayuda de otras personas. En consecuencia, mis hijos destacan en las relaciones humanas y son polifacéticos; además, son personas dignas de confianza, pues tuvieron una buena base en la vida.
Testificación individual
Por un tiempo mis hijos nos acompañaron a mi esposo y a mí en nuestras labores de apostolado. Con el paso de los años aprendí a transmitir a mis hijos, la siguiente generación, mi pasión por comunicar mi fe a los demás.
Labores humanitarias y de voluntariado
Patrocinamos un orfanato. Ayudamos a niños desfavorecidos proporcionándoles alimentos y útiles escolares de manera constante.

Hasta pronto

Afiliados

Conoce a otros…