Hola, soy Alf Visita mi perfil

Presentación

Tengo 52 años. Soy padre de 12 hijos que actualmente tienen entre 13 y 33 años. Tenemos 9 varones y 3 mujeres. Cuando salía a caminar con mis hijos, ¡la gente me preguntaba si era educador de párvulos!

Me gusta viajar y estudiar nuevos idiomas. Me propuse aprender chino durante dos años en una universidad japonesa y en un colegio privado en Taiwán. Más adelante me matriculé en una universidad japonesa para mejorar mis conocimientos del idioma inglés; por los últimos dos años y medio he estudiado inglés comercial para profesionales. En mi condición de misionero, me parece que aprender idiomas es muy importante, pues es parte integral de nuestras comunicaciones y para la difusión del cristianismo.

Por qué estoy afiliado a La Familia Internacional

He sido integrante de LFI por los últimos 33 años, desde que tenía 18. Todo ese tiempo me ha dejado muchas enseñanzas valiosas, tanto espiritual como emocionalmente, acerca de las relaciones humanas, cómo lidiar con problemas emocionales y espirituales, cómo cuidar de los niños, y la importancia de la buena comunicación. Si no me hubiera integrado a LFI, creo que me habría perdido la oportunidad de obtener valiosas enseñanzas y de vivir preciadas experiencias; y no sabría cómo llevar una vida feliz, mucho menos ayudar a otros a resolver sus problemas.

LFI ha pasado por muchos cambios, grandes y pequeños. Este cambio reciente, el Reinicio, para mí fue particularmente grande. Me hizo pensar seriamente en dónde quiero estar.

Una de las estupendas características de LFI, a mi juicio, es la adaptabilidad y la disposición a cambiar. LFI tal vez no sea perfecta, pero la dedicación de muchos de sus integrantes en su servicio al Señor y su sincero deseo de hacer de este mundo un lugar mejor es una de las razones principales por las que aún estoy afiliado. Y quiero trabajar junto a otros miembros para forjar el futuro de LFI.

Cómo vivo mi fe

Por los últimos 12 años, desde el año 2000, he desempeñado una labor misionera y social en la India. Viajamos a India casi anualmente con un grupo de jóvenes japoneses como parte de un programa de intercambio. Llevamos el amor de Jesús a muchas personas.

En Japón continuamos con una labor de asistencia en la región de Tōhoku, en los lugares afectados por el terremoto y tsunami. Proporcionamos asesoramiento por teléfono, correo electrónico y visitas. Los invitamos a visitar nuestra página web: http://ainokekahashi.org

Reseña biográfica

1960
Nací en la prefectura de Hyōgo, Japón.
1978
Terminé la enseñanza media.
1978
Me integré a LFI como misionero plenamente dedicado.
1980
Me casé con Claire, mi esposa.
1984
Me matriculé en la Taiwan National University of Education para estudiar chino; participé en una labor misionera en Taiwán.
1986
Volví a Japón. Empecé una labor misionera en la región de Tōhoku.
1990
Fui uno de los directores de un colegio internacional en Nagoya.
1993
Me mudé a la región de Kyūshū, donde continué mi labor misionera.
1995
Me mudé a Hiroshima con el propósito de continuar mi labor misionera. Viví allí 13 años.
2000–2001
Hicimos dos viajes a la India para entregar ayuda humanitaria.
2003, 2006, 2010 y 2012
Acompañado de jóvenes voluntarios, hice cuatro viajes de un mes a la India, donde desempeñamos una labor social.
2012
Estuve un mes en India en una campaña en pro de la paz; en particular para crear conciencia de los horrores causados por las bombas nucleares en Hiroshima/Nagasaki.

Experiencia misionera

Labores de evangelización para jóvenes
Ayudé a organizar una serie de cursillos de inglés para alumnos japoneses.
Educación y cuidado infantil
Criar a mis 12 hijos ha sido una tarea difícil. He aprendido a tener mucha paciencia y un equilibrio en las responsabilidades que conlleva ser padre.
Labores humanitarias y de voluntariado
Actualmente soy el presidente de una organización sin fines de lucro. Participamos en labores humanitarias tanto en Japón como en la India.

Hasta pronto

Afiliados

Conoce a otros…