Declaración de protección de la infancia de La Familia Internacional

Hagamos un mundo mejor para los niños

Los hijos son un regalo de Dios, una recompensa.  La Biblia

Todo niño merece un brillante porvenir, nutrido de esperanza y oportunidades. Como cristianos, consideramos que la vida humana es sagrada y que todo niño es un ser único, digno de respeto y estimación. A los niños se los debe tratar con amor, valorar y educar en un ambiente sano y feliz.

Creemos que todo niño tiene derecho:

  • A un trato respetuoso y digno.
  • A ser cuidado con dulzura y de forma responsable.
  • A recibir instrucción y estímulos emocionales, intelectuales y espirituales.
  • A ver atendidas sus necesidades físicas, de nutrición, vivienda, atención médica, etc.
  • A una buena educación que lo habilite y faculte para valerse por sí mismo.
  • A que se le impartan buenos principios morales que guíen su comportamiento durante toda la vida.
  • A saber que Dios lo ama y vela por él.
  • A que se le enseñe a respetar los límites que se le marcan y autodisciplinarse.
  • A que se lo capacite para lograr todo su potencial.
  • A que se lo prepare para las obligaciones y exigencias de la vida adulta.
  • A desarrollar su personalidad.
  • A un trato justo e imparcial, sin discriminación.
  • A vivir en un ambiente seguro, a resguardo de peligros.

Estimamos que los niños tienen derecho a recibir la mejor atención posible en un ambiente potenciador en que sus necesidades físicas, educativas, intelectuales, morales y emocionales estén ampliamente satisfechas. Se les debe proporcionar una educación cualificada que los capacite para valerse por sí mismos y los prepare para la edad adulta.

Guardarlos del mal

Todo niño tiene derecho a que se lo proteja de todo tipo de abuso y negligencia, ya sea de índole física, emocional, sexual o educativa. Consideramos que abusar de un menor no solo constituye un delito, sino también un pecado a los ojos de Dios. La Familia Internacional sigue una política de tolerancia cero frente al abuso de menores: todo afiliado que incumpla las normas al respecto es expulsado de forma irrevocable.

En lo que se refiere a denunciar esa clase de delitos a las autoridades pertinentes, los afiliados a La Familia Internacional deben sujetarse a las leyes del país en que residan. LFI se ha comprometido a velar por el bienestar de los niños y considera que todo adulto con menores a su cargo tiene el deber moral de guardarlos de lo que pueda hacerles daño.

Creemos que se debe enseñar a los niños a reconocer las situaciones de peligro, a reaccionar adecuadamente y a comunicarse con sus padres o con otras personas que estén a cargo de ellos. Preparar a los niños para desenvolverse bien en la vida significa, entre otras cosas, darles instrucciones de seguridad y capacitarlos para discernir las situaciones riesgosas y tomar medidas para protegerse.

A los ojos de Dios, todo niño tiene un valor inestimable. Merece, pues, atención esmerada y responsable, amor, afecto, protección y que se le permita desarrollar al máximo su capacidad.

Los niños son el recurso más valioso del mundo y representan la mayor esperanza para el futuro. 
John Kennedy (1917-1963)
Documentos rectores

© La Familia Internacional, 2014

Creencias

Más…
  • Si bien nuestras creencias fundamentales por lo general coinciden con las sostenidas por la mayoría de los cristianos, también abrazamos otras doctrinas menos tradicionales. Nuestra aplicación de la ley del amor que enseñó Jesús —principio cardinal del cristianismo— es una de las características distintivas de nuestro modo de vida y nuestra fe. Este principio, expuesto por Jesús, establece que para cumplir «toda la ley y los profetas» basta con amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos.

Valores

Más…
  • El valor del individuo

    Valoramos a cada persona, con sus aptitudes, habilidades y cualidades particulares. Estamos convencidos de que todos pueden contribuir a transformar el mundo corazón por corazón.

Acerca de LFI

LFI en línea es una comunidad virtual para los integrantes de La Familia Internacional. LFI es una comunidad cristiana dedicada a compartir el mensaje del amor de Dios en el mundo entero.

Visita nuestra página de LFI para conocer mejor nuestra agrupación.

Si estás afiliado a LFI, iniciar sesión para ver todo el contenido.