Vivir el cristianismo

por Peter Amsterdam

Los cristianos entendemos que la Escritura nos enseña a vivir en afinidad con la Palabra de Dios. A los creyentes se los insta a estar llenos del conocimiento de Su voluntad en toda sabiduría y plena comprensión espiritual, para que anden como es digno del Señor a fin de agradarle en todo; de manera que produzcan fruto en toda buena obra y que crezcan en el conocimiento de Dios. Este es un noble y sublime ideal, que quienes nos consideramos cristianos querremos abrazar y esforzarnos por alcanzar. Esta suerte de toque de trompeta que se hace oír en este pasaje es un llamado a aplicar a nuestra vida el conocimiento que poseemos de la sabiduría y entendimiento divinos, y así dar fruto, ahondar en nuestro conocimiento de Dios y llevar una vida digna que sea de Su agrado.

Una vida que agrada a Dios consiste precisamente en comprender lo que Dios nos enseña a través de Su Palabra y aplicar esa enseñanza. Así y todo, las complejidades de la vida diaria, la infinidad de decisiones que afrontamos, el peso de las obligaciones que consumen nuestro tiempo y la tentación de cometer irregularidades, entre otras cosas, hacen que a veces complacer a Dios y aplicar Su Palabra sea una empresa difícil. No obstante, la Escritura da a entender claramente que obedecer la Palabra de Dios es factor clave para seguir a Dios. Jesús lo subrayó cuando dijo:

Si me aman, obedezcan Mis mandamientos.

Si guardan Mis mandamientos, permanecerán en Mi amor, así como Yo he guardado los mandamientos de Mi Padre y permanezco en Su amor.

Lee la introducción completa a esta serie

Creencias

Más…
  • Si bien nuestras creencias fundamentales por lo general coinciden con las sostenidas por la mayoría de los cristianos, también abrazamos otras doctrinas menos tradicionales. Nuestra aplicación de la ley del amor que enseñó Jesús —principio cardinal del cristianismo— es una de las características distintivas de nuestro modo de vida y nuestra fe. Este principio, expuesto por Jesús, establece que para cumplir «toda la ley y los profetas» basta con amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos.

Valores

Más…
  • El valor del individuo

    Valoramos a cada persona, con sus aptitudes, habilidades y cualidades particulares. Estamos convencidos de que todos pueden contribuir a transformar el mundo corazón por corazón.

Acerca de LFI

LFI en línea es una comunidad virtual para los integrantes de La Familia Internacional. LFI es una comunidad cristiana dedicada a compartir el mensaje del amor de Dios en el mundo entero.

Visita nuestra página de LFI para conocer mejor nuestra agrupación.

Si estás afiliado a LFI, iniciar sesión para ver todo el contenido.